18/11/2001 WWE The Rock, Chris Jericho, The Undertaker, Kane, The Big Show vs Steve Austin, Kurt Angle, Booker T, Rob Van Dam, Shane McMahon

Ranking Meltzer: ****1/2

He visto ya 4 veces esta lucha en mi vida, y aún no logro encontrarla buena. Vamos en orden. Esta es la última lucha del largo y decepcionante feudo entre WWE y la “alianza” formada por ECW y WCW. El tema da para largo, pero en resumen, el feudo fue escogido como el peor del año, y además el peor guión, por los lectores del Wrestling Observer. WWE no fue capaz de retener a las verdaderas figuras de WCW en ese momento (con la excepción notable de Booker T), y de ECW prácticamente sólo llegó Rob Van Dam y Mike Awesome (a quién nunca usaron en nada importante), y el resto del roster de la Alianza fue rellenado principalmente con luchadores que estaban de antes en contrato con WWE, pero habían hecho casi toda su carrera en WCW o ECW. Para más remate, como esto no fue suficiente, tuvieron que rellenar con figuras de WWE que viraron a heel, que fueron Austin y Kurt Angle. Sé que esto suena exagerado, pero imaginen que alguien sufriera un coma entre Enero 2001 y Noviembre 2001, y al despertar vea que hay un show de WWE vs WCW/ECW y viera que en la lucha estelar el equipo WCW/ECW tiene a Austin, Kurt Angle, y Shane McMahon, quedaría, a lo menos, extrañado.

Pero bueno, lo que nos convoca es la lucha final donde el ganador se queda con el control de la compañía, sin embargo, quería hacer esa introducción para que se considere que mi decepción con esta historia sin duda afecta mi gusto por la lucha, por más que intento evaluarla aisladamente. A ver, la lucha en el papel no está mal planteada, la historia de la lucha en si misma, es bien buena: los rudos siguen una estrategia clara que es aprovecharse del pánico para hacer trampa, labor que cumple principalmente Shane que es el más “débil” del equipo, interviniendo o creando caos para permitirles eliminar rápido a los luchadores grandes (Kane, Big Show, Undertaker), sin embargo el exceso de confianza de Shane y Booker los hace ser eliminados durante la ejecución de esta estrategia. Luego, RVD es eliminado en una secuencia bien anticlimática por Jericho (ahí no tengo como defenderla ni siquiera desde este punto de vista, la gente ni gritó después del destrozacara), y llegamos al tag de Austin/Angle vs Jericho/Rock, que es probablemente la lucha que WWE hubiese hecho si la Invasion no existiese. Hay tensión sobre si Jericho o Angle traicionan, y la historia es buena, al menos en el papel, porque finalmente ambos lo hicieron, sólo que Jericho no logró que Rocky fuese eliminado luego del destrozacara, sin embargo Angle si logró hacer que Rocky eliminase a Austin. Mi problema con la lucha, es que toda esta buena estructura no está acompañada de buena lucha dentro del ring, onda, de verdad no me entretuve viéndola. Prácticamente no recuerdo ninguna secuencia que me impresionara, ninguna movida particularmente espectacular, y de hecho ninguna eliminación provoca una gran reacción del público, en particular las de RVD y Jericho son bien fomes, como que nadie esperaba el conteo de 3 y agarraron por sorpresa a la gente. En cuanto a Austin, siento que en esta lucha murió y no volvió a ser el mismo, producto de las lesiones sin duda, basta con ver la extraña Sharpshooter que aplica, y Rocky andaba TAN sobreactuado que en esta lucha en particular no pude pasarlo. Sólo RVD sentí que estaba con ganas de luchar. De hecho, hasta Jim Ross suena excesivamente tranquilo en el relato, como si su carrera no estuviese en juego, y el contraste con Heyman en ese sentido es enorme. Me rindo, no me gusta esta lucha, quizá el tema es que, pensando en el final entre Rocky y Austin, esta lucha es más una fiesta de despedida de la Attitude más que de la Invasión y a nadie le importan las movidas ni la emoción, sino que disfrutar de Rocky haciendo la Stunner, Austin haciendo el Rock Bottom, y todos esos momentos propios de aquellos 3-4 años. Sin embargo, no soy fan de todo eso, así que nada de eso me emocionó y espero no volver a tener que ver esta lucha, jajajaj.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

21/05/2000 WWE The Rock vs Triple H, Iron Man Match

Ranking Meltzer: ****

Esta es una de mis luchas favoritas de WWE de todos los tiempos, y postula seriamente a ser mi favorita. Demás está decir que me parece un crimen el ranking de Meltzer, pero al menos en 411mania.com JD Dunn le dio 4 estrellas y media. Haré lo posible por defender por qué creo que esto es lo mejor que hay. Esta lucha, según yo, es la definición de todo lo que WWE era capaz de hacer bien en la era Attitude, junto con todo lo que hacía bien antes y predice un poco lo que harían bien después. En primer lugar, Triple H y The Rock eran la encarnación del heel y face máximos respectivamente, o sea, loco, el 90% del público ODIABA a HHH y el 90% AMABA a Rocky, eso es lo más WWE que existe. En segundo lugar, hay muchas historias en juego: Rocky había al fin ganado el título luego de sufrir más que Oshin perdiendo todo un año con trampa, y acá Triple H tendría su revancha. Aquí empiezan los problemas, Triple H estaba casado con la hija del dueño, Steph, así que tenía a los McMahon a su favor y más encima los DX siempre intervenían en sus luchas, por lo que Shawn Michaels, el comisionado, se puso a si mismo de árbitro para el combate. No obstante, todos sabemos que hace unos años, Shawn, cuando luchaba, era el lider de…DX, por lo que el temor a que nuevamente se jorobaran a The Rock era considerable. Más encima había un video raro de unas niñas bailando en el infierno que nadie sabía que significaba (igual era predecible, pero éramos niños y no había Internet). Y en último lugar, WWE hizo un esfuerzo acá por mostrar que los tipos que elevaban en esta era no eran sólo carismáticos o brawlers, esto porque los primeros 45 minutos de este Iron Man son buena lucha libre, onda buena BUENA y acá The Rock demostró, por primera vez según yo, que no era sólo micrófono y que podía trabajar las piernas del rival y tener estrategia al punto que un técnico Triple H tuvo que resignarse a recurrir a los sillazos y el brawling para tomar ventaja en el combate. Punto para WWE demostrando que no todo era intervenciones y micrófono en ese entonces, ya que de verdad luchar a ese nivel por casi una hora no es algo que se haya visto seguido. Por si fuera poco, al final TODAS las historias se resuelven a la vez, intervienen los McMahon, los DX, Shawn es golpeado, vuelve el Undertaker y la gente está al borde del infarto (en serio, me cuesta pensar reacciones más brutales del público), y Shawn finalmente demuestra, para desgracia del público, que fue un árbitro 100% limpio porque al ver a Taker golpear a Triple H no tiene más remedio que darle un DQ a Rocky y darle la victoria a Triple H. Rocky putea y escupe sangre, la gente lanza botellas al ring, Shawn se va corriendo muerto de pena, y Triple H sale sangrando semi-inconsciente sin entender por qué chucha tiene el título de nuevo. La lucha es 10/10 en cuanto a técnica y 10/10 en cuanto a espectáculo al final, esto lo mejor y más representativo que puede dar WWE. Para mí, una lucha perfecta.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona