12/03/2016 WWE Triple H vs Dean Ambrose

Ranking Meltzer: ****1/4

Una de las luchas más olvidadas o poco comentadas del 2016, este combate merece mucho más atención. Desde que salió del Shield, Ambrose intentó luchar (o fue bookeado) como el mismo loco poco ortodoxo de su team pero en luchas 1 vs 1, donde su estrategia no tiene mucho sentido, ya que no necesariamente todas las luchas que tenga van a tender al caos, lo que creo que lo ha hecho un poco de altos y bajos en sus combates. El Ambrose que se vio aquí es el que creo que debe aparecer siempre, y el que más le acomoda en un mundo fuera del Shield. Y es que Ambrose, antes de WWE, estaba atrincherado en un luchador hardcore horrible como lo era Jon Moxley hasta que se cruzó con Jimmy Jacobs y Bryan Danielson y lo hicieron darle drama a la violencia y tener luchas realmente buenas. En FCW nos sorprendió lo bueno que era al ras de la lona y vendiendo castigo un tipo que sólo parecía a destinado a ver como le rebanaban la frente con cuchillos en arenas semi-vacías. La gracia de Ambrose en WWE es que demostró que sin hardcore de por medio era un gran luchador, y por algún motivo, WWE decidió devolverlo a ese rol, a una especie de Mick Foley de esta era. Sin embargo, creo que donde Ambrose más ha destacado en WWE es en luchas como esta, en particular en esta que más que una lucha dentro del ring, más que una lucha al ras de la lona, fue una lucha vieja escuela.

Triple H es un villano clásico, más musculoso, fornido, viejo, enojado y tramposo, contra un técnico que sale vestido igual que el público, se burla del rudo, le copia los gestos, lo escupe, etc. y la gente lo ama. Además, esta lucha era la última opción de que Triple H no llegara de campeón a Wrestlemania, y de ver una soñada lucha de ex Shield en el evento más importante del año. Ese plan era imposible, todos lo sabíamos, pero Triple H y Ambrose nos hicieron creer por una noche que así sería, incluso con una cuenta de dos con Ambrose con los pies bajo la cuerda, que tuvo que hacer rectificar al árbitro, y regresar del orgasmo al público en vivo, más encima después de ese momento Triple H intentó ganar ayudándose de las cuerdas en la cobertura en una de las jugadas más heel que he visto en la vida, y en lo que habría sido un trolleo monumental. La lucha se baso en la sorpesa de Triple H viendo como Ambrose podía luchar en su terreno, y como éste finalmente cedió a la tentación de intentar derrotar a Triple H usando su lucha violenta, y pecó de exceso de confianza arriesgando mucho, al punto que un error le costó la derrota, cuando falló el codazo en la mesa de transmisión. Luego Triple H ganaría con el Pedigree apenas Ambrose lograse arrastrarse de vuelta al ring, pero en el camino tuvo que sobrevivir al Dirty Deeds, al Sharpshooter, y al Ambrose más luchador que se veía en un buen tiempo en WWE. Por una noche, Ambrose y Triple H nos hicieron volver a mediados de los 90 dentro del ring, y fuera de éste nos hicieron creer que los milagros podían ocurrir, pero estamos en WWE, y lo que manda es lo mejor para los negocios.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

23/11/2014 John Cena, Dolph Ziggler, Big Show, Erick Rowan & Ryback vs Seth Rollins, Kane, Mark Henry, Rusev & Luke Harper

Ranking Meltzer: ****1/2

En mi opinión esta es la mejor lucha de este estilo en WWE, al menos en el evento Survivor Series (porque hay una en un Summerslam que pelea ese puesto). La historia contada aquí es brillante, la eliminación temprana de Henry es genial, de ahí en adelante el público está prendidísimo, la eliminación de Cena también es shockeante, y me gustó mucho que le dieran importancia a Rowan vs Harper, y como el público se emocionaba cuando se enfrentaban. La traición del Big Show fue sorpresiva, y la eliminación de Cena funcionó muy bien así, y Ziggler se convierte en Shawn Michaels para su “beating the odds” personal contra todo el resto del equipo de la Autoridad, más encima era genial que los rudos tenían todo, todo, TODO para ganar, 5 managers en su esquina (Triple H, Steph, Lana, Mercury y Noble), el árbitro aterrado por Triple H, al Big Show comprado, etc. y aún así el #LohDamohVueltah de Ziggler es extremadamente creíble. La secuencia final de Ziggler contra Rollins podría haber sido una lucha 4 estrellas por si sola, sin todo el resto que fue brillante y sólo le añadió emoción. Por si fuera poco, está el regreso de Sting para los fans de los “momentos”. Semanas después WWE le restaría importancia a este combate y sus consecuencias, y Triple H se centraría en un feudo nostalgico con Sting, además, Ziggler no tuvo ningún empuje meteórico, como toda su carrera, pero qué importa, en este punto era un cierre de un largo feudo y funcionó genial. Gran, gran lucha.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

14/11/2004 WWE Triple H, Batista, Snitsky, Edge vs. Randy Orton, Chris Benoit, Chris Jericho, Maven

Ranking Meltzer: ***1/4

Esta lucha no la entiendo. No es mala ni fome, de hecho es entretenida, sin embargo ha medida que pasan los años la gente la recuerda como si fuera mucho mejor de lo que fue, y yo creo que es porque marcó el inicio de uno de los feudos con mejor guión de los últimos años (aunque ya van más de 10 años de esto D: debería dejar de decir “los últimos” por lo demás, pucha que estoy viejo). Evolution había traicionado a Orton y a partir de ello llegamos a esta lucha donde el equipo ganador tendría control de RAW por 4 semanas, siendo cada miembro General Manager durante un show. La lucha no tiene nada tan especial según yo, lo más notable fue que antes del combate Snitsky había masacrado a Maven, por lo que no está desde el comienzo, pero después llega sangrante a ingresar al combate y vengarse de Snitsky, causando su eliminación (y este le devuelve la mano dándole un sillazo), con eso le dieron importancia y reacción a los dos luchadores más irrelevantes del combate. Sobre el resto, Benoit es criminalmente eliminado al poco andar de la lucha, Batista también sufre la típica eliminación del luchador grande a quien todos atacan (por algún motivo la gente recuerda esta lucha como donde Batista se consagró como futura estrella, no veo por donde sinceramente), y al final tenemos una buena tag entre Triple H y Edge contra Orton y Jericho, que culmina con Orton dando origen a sus RKO de la nada para eliminar a sus rivales. No recuerdo grandes pasajes ni secuencias, esta lucha es 100% emoción de quien elimina a quien, lo que estuvo bien hecho, pero creo que está leeeejos de ser tan memorable, sin embargo es una lucha entretenida. Esta vez concuerdo con Meltzer.

Luego de esto vendrían 4 RAW geniales desde el punto de vista del guión y luchístico, donde además se dio inicio al feudo de Triple H con Batista ya que empezó a tentarse la idea de que lo iba a traicionar. Todos sabemos lo que pasó después, la historia fue increíble y la lucha en WM fue decepcionante.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

01/04/2012 WWE The Undertaker vs Triple H, Hell in a Cell

Ranking Meltzer: ****3/4
Listas: #5 luchas del año 2012 según lectores del Wrestling Observer

Me pregunto cuanto cambiará la apreciación a esta lucha en cuanto pasen los años, ya que ahora aún puedo decir “en esta lucha todos temían que el invicto de Taker se acababa” y me van a entender, pero años después no sé que tanto va a significar. Pero en fin, aquí estábamos, Taker había sobrevivido a Shawn Michaels, y ahora tenía este feudo-Wrestlemania con Triple H, quién dado su historial, era MUY posible que se quedara con el invicto, además, esta lucha era en la Hell in a Cell y con Shawn Michaels de árbitro, dos factores que podían conspirar para un final perfecto u horrible del invicto. Las luchas anteriores de Taker con Shawn y Triple H habían optado por la típica buena lucha que se construye hacia un final lleno de trademarks y reversals con cuentas de dos emocionantes e infartantes. Acá fueron en otra dirección, lo que aplaudo y aún la vuelvo a ver y me encanta que sea así, porque en este caso Triple H intentó forzar el retiro de Taker, no ganándole, sino que derechamente lesionándolo, optando por la violencia dentro de la estructura, y castigando a Taker con una lluvia brutal de sillazos y diciéndole a Shawn que detuviese la lucha o iba a lesionar gravemente a Taker. Taker se niega a que Michaels pare la lucha y grita que continue no más mientras sufre la tortura de sillazos de Triple H, haciendo la lucha parecer más un I Quit que otra cosa. La cantidad de momentos de pánico generados en el público fueron épicos, llegando a su clímax cuando Taker sobrevive a la combinación de Martillazo, Superkick y Pedigree (luego de atacar por error a Michaels), con Michaels desesperado dándose cuenta que casi la caga y termina el streak, sin saber si parar la lucha y en general acongojado, hasta que al final el personaje de Taker aparece y luego de un Sit-Up se recupera y castiga de vuelta a Triple H con la escalera del ring y sus maniobras clásicas. Quizá mis únicas queja con la lucha son que no usaron casi nada la celda, y que luego de que Taker se recupera, es demasiado evidente que ganará la lucha puesto que Triple H quedó totalmente destruido con los ataques y su personaje no vuelve de la muerte, así que la tumba final era esperable. Luego de la lucha los tres se retiran juntos con el aplauso de pie del público, lo que en ese momento pensamos que podía ser el fin del Undertaker, pero ya sabemos que no fue así.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

27/02/2000 WWE Triple H vs Cactus Jack, Hell in a Cell

Ranking Meltzer: ****1/2

Esta lucha fue definitivamente mejor en vivo que ahora, pero aún así es una gran lucha. El problema es que la historia de la lucha, el drama, la emoción del público y lo que venden los relatores gira en torno a que esta es la lucha de retiro de Mick Foley, en caso de perder. Hoy en día ya sabemos que mi tristeza a los 12 años pensando que ya no vería a mi luchador favorito en ese momento, se fue a la chucha gracias al guión de la era Attitude cuando Foley volvió a luchar UN MES DESPUÉS DE RETIRARSE!! Si olvidamos esto e intentamos regresar al momento de la lucha, es increíblemente buena. Al contrario de la lucha con Taker, esta vez Cactus Jack es el intimidante y Triple H quien quiere huir, si bien la lucha comienza pareja y Cactus recibe los peores castigos, pronto éste toma la ventaja y empieza a masacrar a Triple H usando los juguetes que ya usó en la lucha del Royal Rumble. Triple H toma el rol a lá Shawn Michaels e intenta huir despavorido y su desesperación finalmente lo lleva a subir a la celda, sólo que esta vez hay un plot twist y Triple H bota a Cactus a las mesas desde lo alto. Cactus Jack se pone de pie y decide subir de nuevo, en un momento altísimo de la lucha, donde además Triple H da vuelta su rol y decide hacerle frente y esperarlo desde arriba de la celda. Cactus sube con el palo con alambres de púas y golpea a Triple H con éste prendido con fuego en otro gran momento del combate. Foley planea matar a Triple H con un Piledriver en lo alto, y es genial como juegan con lo que pasó el 98 contra Taker, ya que todos temblamos pensando que pasaban hacia abajo, sin embargo Triple H le da un Back Body Drop a Foley, que atraviesa la celda y queda noqueado en el ring. El final es brillante y creo que era el final perfecto para una lucha de retiro, casi como el “I’m sorry I love you” de HBK a Flair, Triple H chequea que Foley esté vivo, moviéndole el brazo y éste se levanta, Triple H está en shock y no da crédito a Foley intentando pararse frente a él, el árbitro y el relato están igual de impactados. Triple H procede a darle el Pedigree a Foley y retirarlo de la lucha libre. Ese momento final en que Foley se levantó fue una despedida perfecta recordándonos que sólo Foley podría pararse de algo así. Gran, gran historia, mi lucha favorita entre ambos, no es HBK vs Taker claramente, pero los momentos nostálgicos recordando los impactos que sufrió Foley en WWE están demasiado bien hechos. Yo mismo cuando chico empecé a ver esta lucha como fan de Foley y terminé fan de Triple H.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

21/05/2000 WWE The Rock vs Triple H, Iron Man Match

Ranking Meltzer: ****

Esta es una de mis luchas favoritas de WWE de todos los tiempos, y postula seriamente a ser mi favorita. Demás está decir que me parece un crimen el ranking de Meltzer, pero al menos en 411mania.com JD Dunn le dio 4 estrellas y media. Haré lo posible por defender por qué creo que esto es lo mejor que hay. Esta lucha, según yo, es la definición de todo lo que WWE era capaz de hacer bien en la era Attitude, junto con todo lo que hacía bien antes y predice un poco lo que harían bien después. En primer lugar, Triple H y The Rock eran la encarnación del heel y face máximos respectivamente, o sea, loco, el 90% del público ODIABA a HHH y el 90% AMABA a Rocky, eso es lo más WWE que existe. En segundo lugar, hay muchas historias en juego: Rocky había al fin ganado el título luego de sufrir más que Oshin perdiendo todo un año con trampa, y acá Triple H tendría su revancha. Aquí empiezan los problemas, Triple H estaba casado con la hija del dueño, Steph, así que tenía a los McMahon a su favor y más encima los DX siempre intervenían en sus luchas, por lo que Shawn Michaels, el comisionado, se puso a si mismo de árbitro para el combate. No obstante, todos sabemos que hace unos años, Shawn, cuando luchaba, era el lider de…DX, por lo que el temor a que nuevamente se jorobaran a The Rock era considerable. Más encima había un video raro de unas niñas bailando en el infierno que nadie sabía que significaba (igual era predecible, pero éramos niños y no había Internet). Y en último lugar, WWE hizo un esfuerzo acá por mostrar que los tipos que elevaban en esta era no eran sólo carismáticos o brawlers, esto porque los primeros 45 minutos de este Iron Man son buena lucha libre, onda buena BUENA y acá The Rock demostró, por primera vez según yo, que no era sólo micrófono y que podía trabajar las piernas del rival y tener estrategia al punto que un técnico Triple H tuvo que resignarse a recurrir a los sillazos y el brawling para tomar ventaja en el combate. Punto para WWE demostrando que no todo era intervenciones y micrófono en ese entonces, ya que de verdad luchar a ese nivel por casi una hora no es algo que se haya visto seguido. Por si fuera poco, al final TODAS las historias se resuelven a la vez, intervienen los McMahon, los DX, Shawn es golpeado, vuelve el Undertaker y la gente está al borde del infarto (en serio, me cuesta pensar reacciones más brutales del público), y Shawn finalmente demuestra, para desgracia del público, que fue un árbitro 100% limpio porque al ver a Taker golpear a Triple H no tiene más remedio que darle un DQ a Rocky y darle la victoria a Triple H. Rocky putea y escupe sangre, la gente lanza botellas al ring, Shawn se va corriendo muerto de pena, y Triple H sale sangrando semi-inconsciente sin entender por qué chucha tiene el título de nuevo. La lucha es 10/10 en cuanto a técnica y 10/10 en cuanto a espectáculo al final, esto lo mejor y más representativo que puede dar WWE. Para mí, una lucha perfecta.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona