01/04/2017 WWE Shinsuke Nakamura vs Bobby Roode

Ranking Meltzer: ****1/2

No entendí las críticas a la primera lucha de estos dos y tampoco a esta. Estoy con Meltzer, el combate fue excelente. Pensándolo bien, creo poder entender las críticas. Nakamura era el luchador “diferente” de NJPW, el único que aún portaba (quizá junto con Shibata antes que le cambiaran un poco su estilo), la bandera del Strong Style (de hecho es su gimmick), y tenía esas luchas bordeando el MMA y la línea de fantasía y realidad en la lucha libre. Todo eso sumado a que su carisma es de otro planeta, básicamente lo mejor de la lucha y el entretenimiento en un luchador. En WWE la única lucha que Nakamura ha tenido en ese estilo es la contra Zayn, y luego de eso Nakamura ha tenido puras “luchas NJPW” en NXT, porque en ese contexto se ven diferentes. La lucha NJPW suele ser mucho trabajo zonal, hasta que un spot grande en el ringside o desde el poste hacer la diferencia y pasamos a buscar la victoria. Eso es básicamente lo que ha trabajado Nakamura en NXT y siendo que se ha hechado la marca encima garantizando siempre una lucha dramática y con el público metido. Esta no fue la excepción, pero quizá fue la mejor preparada de todas. Nakamura terminó con la rodilla lesionada en su última lucha contra Roode. Sin embargo, desde su regreso a NXT Nakamura ha demostrado que su rodilla ya está al 100%, en particular cuando luchó contra TJP. Roode hizo caso omiso de esto y fue directo a la rodilla desde el comienzo, y al ver que su plan no funcionaba, tuvo que cambiar de estrategia y trabajar el cuello de Nakamura, mientras que el japonés fue a trabajar el brazo de Roode. Los puntos de inflexión de la lucha fueron geniales, por un lado Roode volvió a apuntar a la rodilla pillando desprevenido a Nakamura, atacándolo contra el poste y buscando la Figura 4. Por su parte, Nakamura sacó el Strong Style que tenía guardado de hace mesas, incluso tentando una descalificación con el árbitro que le reclamaba su uso del puño cerrado o sus patadas en las cuerdas. Creo que el único problema de la lucha es que la forma en que Nakamura vendió su daño al cuello y rodilla fue sencillamente mejor que la forma en que Roode vendió el dolor al brazo o el daño de los golpes, y no porque Roode sea malo vendiendo, sino porque Nakamura es simplemente superior. Por otro lado, esto hizo ver la ofensiva de Roode como algo magistral, o sea, todo el daño al cuello de Nakamura se coronó en ese Tornado Impaler DDT que se vio peligrosísimo para acabar finalmente e inapelablemente con Nakamura. Gran final para una gran lucha que tuvo de todo, y que si bien contó con muchas caídas falsas, su emoción estuvo más centrada en las rendiciones o en que a Nakamura se le fuera la mano y terminara siendo descalificado, y una lucha titular trabajada así es algo que merece ser reconocido.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *