20/09/1997 Beulah McGillicutty, Tommy Dreamer vs Bill Alfonso, Rob Van Dam

Link: Aquí (sólo la parte de Beulah vs Alfonso, en la Network está completa en el capítulo 233 de Hardcore TV)

Paul Heyman dijo en el podcast de Jericho que esta era su lucha favorita de ECW. No sé si estoy 100% de acuerdo pero seguro entra en mi top 10 de la empresa, y arriesgo a decir que en el top 5. Esto es interesante, por decirlo menos, ya que es una lucha donde el 90% de la acción la realizan dos personas que NO son luchadores. La historia de la lucha es tan mala que llega a ser buena, es la obra maestra de Heyman realmente. La lucha comienza como una singles de RVD y Dreamer, con Dreamer atacando a RVD en la entrada, antes de la campana. Alfonso y Beulah no se atreven a meterse. Dreamer le saca la chucha a Van Dam, le da un sillazo desde el esquinero al ringside (ECW, ya saben), y dos spots absurdos, una desnucadora donde RVD rebota entre dos sillas (no supe explicarlo), y usa una silla como trampolín para pegarle a RVD en la esquina a lo Jeff Hardy. Salió tan horrible que hasta Joey Styles se burló en el relato. Como esto es ECW obviamente el árbitro es rudo, y es atacado, obviamente interviene Sabu y Dreamer es masacrado. Pero todo esto tuvo justificación, y una buena. Hasta este punto todos jurábamos (me pasó la primera vez que vi esto en un DVD, creo que el Bloodsports), que Beulah y Alfonso intervendrían al final, harían un par de spots para que la gente grite y fin. Pero pasó algo muy distinto, RVD dice que tiene mejores cosas que hacer y ahora que lesionaron a Dreamer dejará que Bill termine el trabajo. RVD y Sabu se van, se llevan a Dreamer en camilla y queda Beulah a merced de Alfonso. Ahora que veo esto de nuevo me doy cuenta lo brillante que fue, nadie sabía si Beulah sabía luchar, y todos esperaban una masacre y quizá, predeciblemente, que Dreamer volvería de la lesión a hacer ganar a Beulah. Pero todo cambia cuando Beulah, que estaba muerta de miedo, se transforma y saca una lata bajo su ropa y le da a Fonzie el golpe con objeto más brutal de la historia de ECW. La gente se volvió loca, toda la galaxia apoyó a Beulah, y la frente de Fonzie simplemente explotó. Cataratas y cataratas de sangre salían de su frente, Alfonso se veía DE VERDAD mareado y confundido al moverse (tuvo que ir al hospital por perder un porcentaje importante de su sangre luego de la lucha), y la gente era feliz. Dudo que exista alguien MÁS odiado que Bill Alfonso en la lucha libre, su personaje era apestoso y el sueño era que alguien lo masacrara, y lo estaba haciendo, de TODO el roster, Beulah, BEULAH. No sé si puede ser más poético. Por si fuera poco, aunque la ejecución fuese desordenada (son dos NO luchadores), debe ser la lucha hardcore con más sicología de la historia de ECW, Beulah atacó a Fonzie todo el rato buscando cerrar el noqueo, y Fonzie se defendió atacando con un foul y una legdrop a la entrepierna de Beulah, que vendió el dolor hasta el último spot de la lucha. Que Beulah tenga más conciencia de ello que casi todo el roster de ECW dice mucho. La huracanrana que hace al final es brutal, es un Frankesteiner como de los mejores tiempos del buen Scott. Demás está decir que esta lucha tuvo un ambiente nuclear descriteriado. Todo es genial, esta lucha fue absolutamente todo, todo, pero todo lo que ECW buscaba en sus luchas hardcore sangrientas llenas de historias y momentos de alto impacto, pero jamás lograban siento yo, aquí sí que todo funcionó bien, nada sobró, nada faltó, duró lo justo y el ambiente fue supremo. Gran, gran lucha.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *