27/05/2018 DDT Konosuke Takeshita vs Antonio Honda

Espectacular lucha y por lejos lo mejor del año en una DDT que esperaba que despegara pero no pasó mucho. Antonio Honda es un luchador de comedia/entretención que con el paso de los años fue cada vez teniendo luchas más y más importantes, y aquí estamos, el 2018, donde le saca la mejor singles de su carrera a alguien que aspiran sea la imagen de DDT junto con Sasaki.

Pero vamos a la lucha, esto es una obra de arte, con técnica, historia y un final de locura perfecto para la forma en que contaron esto. La primera parte es lucha rápida al ras de la lona con los dos intentando infructuosamente cerrar cualquier llave, y es notable como desde esta parte Konosuke intenta buscar el German Suplex que Honda impide constantemente. Me encanta como cada llave es disputada y Honda obtiene ligeramente la ventaja por lo que Konosuke recurre a pequeñas trampitas como tirar las trusas. Konosuke eventualmente logra llevar la lucha al ringside donde domina en una pequeña brawl y ataca brutalmente a Honda en las sillas, lo que al volver al ring le produce una lesión a la pierna. Honda se ve lesionado, la lucha se detiene y hasta Honda hace una promo, que si bien no entiendo, es lógico notar por el ambiente que es una promo de "me lesioné, eres un gran rival, nos veremos de nuevo, etc." pero es interrumpida por un piquete a los ojos, Honda nos mintió a todos y se lanza con un tope suicida que se increíble en sus 41 años.

De aquí en adelante la lucha es una locura en todo sentido, los dos, pero especialmente Honda, buscan una cobertura rápida y nos llenamos de Magistrales y Casitas, mientras que Konosuke sigue buscando el German Suplex sin éxito. Debo señalar algo importante, Honda tiene una movida más bien humorística que son tres golpes y un codazo biónico, muy similar a los tres golpes y puñetazo que hacía el Road Dogg. En la lucha esta movida es importante, ya que Takeshita se la "roba" y ambos se golpean mutuamente con estos codazos biónicos varias veces y encuentro excelente como una movida más bien de "espectáculo" para que la gente grite se vuelve una movida seria a medida que avanza la lucha, es notable cuando luego de millones de golpes, un Honda maltrecho tambaleante ejecuta la movida hasta con el "taunt" gastando todas sus fuerzas en ello, algo que fuera de contexto se vería gracioso acá es el clímax de la lucha.

Estas dos "historias" a lo largo de la lucha nos llevan a un final épico donde finalmente Takeshita logra el German Suplex, pero la cuenta llega sólo a dos. Con la gente vuelta loca, tienen una secuencia de movidas de un lado y otro sin que nadie logre cerrar el combate hasta que se dan el codazo biónico los dos al mismo tiempo, el árbitro cuenta por el Doble KO, pero Takeshita alcanza a levantarse llevándose la victoria en una postal que resume el combate, básicamente fue todo parejo o incluso con Honda dominando más, pero la juventud y por ende, mayor resistencia de Takeshita al dolor y el cansancio le dio la victoria tras 40 minutos de pura emoción. Siento que esta lucha podría haber sido 5 estrellas, y aún me discuto en la cabeza si sí o no. Me hace algo de ruido la secuencia de la "lesión falsa" que siento que fue algo innecesaria y podría haber vivido con una lucha de media hora sin aquello. Por otro lado, fue una transición original de un segmento más técnico a la violencia, y siempre estoy por la originalidad en la lucha. No sé, será tema para el futuro, pero me alegra que una de las mejores luchas del año, sin duda, haya sido de Honda en un show sin mucha importancia y sin relato. MOTYC indiscutido.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *