29/08/2010 AJPW Suwama vs Minoru Suzuki

Link: Aquí

Santa madre de Dios. Qué lucha. Si algo caracterizó a AJPW en los 90s y es lo que todos asocian en su mente a AJPW son esas luchas largas épicas donde los dos rivales se esfuerzan una brutalidad por hacerle su movida final al rival, y en general para lograrlo tienen algún spot en que caen de cabeza. Esta lucha es como una versión mejorada de eso, si es que es posible. De hecho, está como entre eso y MiSu vs Barnett en el shoot style, porque también es una cadena sin fin de golpes brutales.

Será mejor que describa en orden esta maravilla, MiSu y Suwama son dos tipos grandes y fuertes, por lo que para hacerse UNA maniobra si quiera, esto va a requerir de al menos 10 minutos de conectar golpes y golpes y debilitar al rival, por ende se viene una lucha larga entre dos dinosaurios así que háganse un tecito, tengan un ibuprofeno al lado y a disfrutar de esta obra de arte. La lucha es bien ordenada, tiene muchas pruebas de fuerza, empujones, intentos de MiSu de ir al ringside y Suwama parece ser el que domina en ese terreno, así que MiSu recurre a hacer cosas de MiSu y golpea al pobre Hama, para quitarle la bandera del grupo de Suwama y destruirla, lo que enloquece a la bestia y permite a Misu empezar a conectar castigos al cuello y brazo que se ven interrumpidos por una Dragon Screw. De ahí en adelante la lucha es una gran lucha técnica entre dos gigante intentando rendirse en las zonas ya descritas. Cuando alguien del tamaño de Suwama o del nivel de sicopatía de MiSu hace una llave de rendición se siente como 50 billones de veces más brígida. Obviamente esto nos llena a que ya están tan hechos mierda que pueden osar aplicarse maniobras y me encanta porque son muy pocas, pero se sienten como las caídas de cabeza más brígidas del mundo, el Saito Suplex que recibe MiSu es escalofriante. Cuando ya va más de media hora de lucha, está hasta el público adolorido y con bolsas de hielo, los dos gigantes gastan su último aliente en darse los golpes más brutales del planeta y una secuencia de cabezazos que me aterró tanto o más que Shibata vs Okada. Los dos se niegan a morir y el final me recordó a Barrett vs MiSu con esa sensación de que jamás iban a poder derrotarse y cada vez se daban y daban castigos peores. Una de las mejores luchas que he visto en mi vida, esto fue absurdamente bueno, estos dos están locos, arriesgaron acortar su vida con esto, el mundo está loco, nada tiene sentido, la vida está sobrevalorada.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *