MLW Saturday Night SuperFight

MLW presenta su primer PPV. En el tiempo que lleva MLW se ha mantenido fiel a su espíritu original de poner “de todo”, que cada lucha se sienta en un estilo distinto a la otra, ya sea hardcore, técnico, aéreo, cosas más shoot, etc. obviamente no es algo fácil de sostener y eventualmente trae consigo shows mejores o peores, pero al menos intentan dar variedad siempre. Este viaje a dado algunas luchas notables como Low Ki vs Fénix o Yehi vs Lawlor, y al fin de los al fines, nos presentan su primer PPV, qué quizá sea una instancia en que un show entretenido pase a ser algo seriamente bueno. La cartelera promete mucho.

No voy a revisar el Pre-Show por tiempo, pero si alguien quiere verlo, está disponible aquí y estuvo entretenido, la triple amenaza tag que sale Simon Gotch estuvo muy entretenida, y la del Hijo de LA Park con Zenshi también.

Vamos con el show principal, que está en FITE.

MJF, Richard Holiday vs Marshall Von Erich, Ross Von Erich: Entretenida forma de partir, MJF es extremadamente sólido y los Von Erichs le hicieron honor a su familia llevando la tag al terreno sureño desordenado con un final muy emocionante y un Moonsault para hacerlo gif y repetirlo infinito. Partimos bien.

Gringo Loco, Puma King, Séptimo Dragón vs Jordan Oliver, Kotto Brazil, Myron Reed: Excelente lucha. Esto fue una lucha de tercias a lo mexicano clásico, con un largo dominio de los rudos, y un comeback apoteósico de los técnicos. Habría amado que esto fuera dos de tres caídas porque habría permitido separar más lógicamente los cambioos de estrategia de los equipos, pero como sea, se convirtió tan gradualmente en un spotfest enfermo nivel Wyatts vs Shield que no me di cuenta, con una serie de decapitaciones y vuelos suicidas al final que me hicieron flipar en colores. Gran lucha.

Teddy Hart vs Austin Aries: Excelente lucha, me encantó que no fueran por ningún camino repetitivo, siento que fueron muy original en todo lo que hicieron. Lo que pudo ser una lucha de ida y vuelta con movidas de lado y lado, cambió de tono con Aries castigando la pierna de Teddy para reducirle movilidad lo que derivó en una lucha llena de golpes brígidos, con Teddy resistiendo hasta que Aries se vio obligado a arriesgar más y exponerse en movidas al borde del ring o hacia afuera y ahí Teddy logró emparejar gracias a su estilo más sorpresivo que estamos acostumbrados a ver. El Brainbuster de Aries fue brutal, y el tope suicida contra las rejas del público fue con toda la poca importancia a la vida propia que puede existir. Me encanta la habilidad de Teddy de sacar un Canadian Destroyer de la nada y que se vea como lo más natural del mundo.

Low Ki vs Brian Pillman Jr.: Buena historia aquí, quizá no fue la mejor lucha, pero me encantó como traspasaron al ring la idea de Brian intentando ganarse el respeto de Low Ki, enfrentándolo en su terreno y logrando atisbos de ventaja, aguantando los golpes y respondiendo con furia, hasta que simplemente sus intentos resultan infructuosos y acaban en el esperable KO luego de recibir unas patadas demenciales de Low Ki, que se ve impresionado por el desempeño de su rival. Nos deja entusiasmados a ver una revancha.

Timothy Thatcher vs Tom Lawlor: MOTYC. Cada vez que veo luchar a Thatcher me da ganas de hablar de lo bacán que es este energúmeno, como todas sus luchas se sienten especiales, diferentes, brutales. Juntar a un perro rabioso como Thatcher con un luchador de MMA como Lawlor sólo podría significar un nivel de violencia absurdo que llenó mis expectativas con creces. Esto no es una lucha bonita, esto se trata de buscar noquear o rendir al rival, así se lo plantearon al parecer, porque la lucha es tremendamente física. Hay cosas violentísimas a cada segundo, golpes con la palma abierta en el rostro, en la nuca, rodillazos al hombro, al codo, cosas que no se ven en las luchas normales, cada golpe fue a un sector que daña, y se sintieron bestiales. Thatcher dominó la mayor parte de la lucha, tuvo respuesta a todo lo que le tiraba Lawlor, salvo una mala jugada en el ringside en que lo tiraron a la reja, y cuando por confiarse dejó espacio para que Lawlor cerrara una figura cuatro. Esto permitió a Lawlor empezar a conectar más y más llaves y Thatcher debió soltar las manos y salir a golpear, haciendo una lucha mucho más abierta que nos permitió ver la Tombstone Piledriver más brígida que he visto en años y un nivel de golpes extremo de Thatcher, desesperado por ganar sabiendo que luego de esa tumba no va a sobrevivir a nada. Lawlor, efectivamente, con un rival diezmado se dedica a golpearlo hasta que tenga que romper su guardia. Es como cuando uno tiene un milímetro de energía en la barra y sólo bloquea esperando lo inevitable. Los golpes de Lawlor cruzan el escudo de Thatcher con sus brazos y le hacen un corte bajo el ojo. Un sangrante Thatcher se tambalea, le aplican una especie de dormilona, le amarran todas las extemidades, Thatcher se ve obligado a rendirse pero no sin antes intentar arrastrarse a la cuerda y lanzar un par de golpes, pequeños detalles que hacen que una lucha se sienta una batalla sin cuartel de principio a fin. Un clásico instantáneo para esta agrupación. Candidata a la mejor del año.

Jimmy Havoc vs Mance Warner vs Bestia 666: Esto fue la lucha hardcore loca y desordenada que tenía que ser. Esto no fue una lucha bonita spot tras spot, fue una verdadera brawl, algo que debería considerar AEW ya que quiere ir por el camino de la violencia (al menos con una parte de su roster), una lucha violenta debe sentirse como tal, y esta la cumple a la perfección, caídas imperfectas, en bordes de escaleras y de sillas, golpes con puño cerrado a zonas del cuerpo que no tiene sentido apuntar en una lucha normal, y un uso de armas bastante espontáneo. Quizá mi único punto bajo es todo el tema de que había un alambre de púas colgado, ya que se dieron con todo y con miles de objetos por lo que no sé si tenía sentido ir por el alambre de púas más que para forzar algunos spots, pero en fin. La presición de las patadas y las movidas de Bestia 666 mezclada con el arrojo suicida de Warner hicieron de esta una lucha tan entretenida como escalofriante, nunca he sido muy fan de Havoc, pero su disposición a ser perforado por cuando arma corto punzante exista en el ring permite mantener el ritmo de la lucha y la violencia.

Dave Boy Smith Jr. vs Hammerstone: Buena lucha de pesos pesados, que me dio la sensación que en otro contexto pudo ser mejor y hasta robarse la noche. Tuvimos una buena lucha tipo BJW con los dos golpeándose de a poco y con paciencia hasta llegar a tener al rival lo suficientemente dañado como para intentar levantarlo y aplicarse varias movidas de poder de lado y lado. Siento que con más tiempo y sicología esta misma historia pudo extenderse y ser épica, pero tuvimos una buena lucha de todas formas.

LA Park vs Jacob Fatu: Esto es una brawl de LA Park, lo que significa que es una excelente lucha y debe ser vista, pero más encima es contra Jacob Fatu, lo que significa que es imperdible. Jacob vino con toda su brutalidad a golpear a LA Park, y como que lo sorprendió con golpes y cabezazos de igual a igual, y con varias trampas y la ayuda de una estaca deja sangrando profusamente al esqueleto. LA Park tuvo que romper las leyes de la física para contraatacar ya sea con topes, y con un jodido Whisper in the Wind, es que por cresta, cómo lo hace, tiene 55 años, yo con suerte me doy una vuelta de carnero, de hecho capaz que no pueda, ah, en fin. La recuperación de LA Park nos trae venganza, más cabezazos, más sangre, y ver a dos gordos sangrando haciendo movidas de poder y lanzándose por los aires es mi idea de la perfección de la lucha libre como forma de entretenimiento, ver los últimos minutos de esto con la emoción, los conteos, los golpes salpicando sangre, es lo que pido de un evento estelar. LA Park es un estilo de vida, siento que lo veo luchar desde que conocí la lucha libre hace décadas y me cuesta mucho pensar alguna vez que me haya aburrido y sigue dando combates a este nivel, realmente increíble.

Vaya show, cumplió la premisa de tener un poco de todo y siento que hicieron todo bien, presentaron y formaron nuevas estrellas para un público que no los ve seguido (como yo), imposible ver este show y no tomar en cuenta a los Von Erichs, Pillman o Lawlor, y por supuesto, a Fatu. De paso, los consagrados como LA Park o Low Ki rindieron a la perfección. No hay una lucha en que el ambiente decaiga y hubo por lo bajo un MOTYC. Todo bien aquí.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *