NXT TakeOver Toronto 2019

Si Gargano fuese canadiense su suerte estaría echada. Pero como no lo es, tiene opciones. Bienvenidos a NXT TakeOver Toronto, donde veremos a Io heel y a Mia Yim que espero aproveche su oportunidad.

Montez Ford, Angelo Dawkins vs Kyle O’Reilly, Bobby Fish: Entretenida lucha, con los Profits haciendo gala de agilidad y fuerza, me encantó verlos lanzar a sus oponentes por los aires y evitar el 2 vs 1 y hasta ejecutarlo de vuelta. Por el final tuvieron algunas secuencias más “tu turno, mi turno” pero se sintieron refrescantes a lo visto los últimos meses, me gustó Kylie sorprendiendo con rendiciones asesinas de la nada también. Me alegra que hayan ganado los Street Profits, siento que volvemos a tags con ese toque de estilo sureño en NXT que era lo que hacía genial la división en parejas, en lugar de ver luchas que perfectamente podría ver en PWG.

Io Shirai vs Candice LeRae: Otra lucha entretenida, pero siento que fue una oportunidad desperdiciada. Amé a Io furiosa entrando a destruir a Candice, incluyendo el suplex en la mesa. Si Io hubiese cubierto después de su estela de destrucción esta lucha podría haber estado entre mis favoritas del año, además Candice es una luchadora que vaya que sabe glorificar una paliza. En vez de eso, Candice sobrevivió a todo, y tuvimos la lucha “mi turno, tu turno” que he visto toda la vida, siento que me sacó un poco de la lucha porque le perdí el aura de ruda brígida asesina a Io para tener una lucha más normal, fue como ver lo que han hecho con Shayna a través del último año pero muy rápidamente en la misma lucha. Como sea, estuvo bien, pero siento que pudo ser épica si iban por otro lado.

Velveteen Dream vs Roderick Strong vs Pete Dunne: Entretenida triple amenaza con acción casi sin detenerse y la clásica estructura de dejar a uno afuera mientras dos luchas. Velveteen resultó ser el damnificado en la mayoría de las secuencias, siendo siempre víctima de movidas entre los otros dos rivales. Amé su homenaje a Rick Rude. Strong fue lejos el MVP de esta lucha andaba con un nivel de violencia absurdo para maltratar a sus rivales. Me gustó la redención de Velveteen al final, pero siento que esto habría sido mejor en cualquier combinación 1 vs 1 como me ocurre casi siempre con las triple amenazas.

Mia Yim vs Shayna Baszler: Esta fue una buena lucha con todas sus letras. Quizá la única que sentí como parte de un TakeOver y quizá la que menos le gustó a los canadienses al mismo tiempo. Pero en fin, buena historia aquí, con Mia yendo por el brazo de Shayna luego de un golpe con la escalera. Han dado muchas idas y vueltas entre Shayna super fuerte y Shayna de igual a igual (siendo sinceros, sólo con Kairi ha sido así), y aquí creo que dieron con una buena fórmula para mostrar a Shayna vulnerable sin matar su aura brígida. Shayna respondió yendo por el brazo como siempre, lo que dio varias secuencias y duelos interesantes entre ambas, amé el Code Blue de Mia directo a una llave al brazo después y como usó su peso a su favor, mientras que Shayna sólo necesita de la fuerza de su muñeca o pierna para redoblar a Mia en cada llave, además de su habilidad para pasar de llave en llave sin soltarla nunca, incluso cuando Mia reversaba o escapaba de los castigos. Con todo esto, igual Mia logró cerrar un par de veces sus llaves y hasta dar algunos bombazos que hicieron ver tambalear el reinado de Shayna, pese a que esto gritaba retadora de transición por todos lados. La secuencia final con ambas buscando la rendición es excelente, así como el esfuerzo por lograr esos pisotones sobre el codo y muñeca, muy buena lucha.

Adam Cole vs Johnny Gargano: Una de las luchas que más me he aburrido viendo que no involucren a los Young Bucks. Pensé dejarla botada a la mitad, pero la vi entera porque los quiero mucho y quería escribir esto. No me gustó nada este combate, la primera caída estaba bien con mucho llaveo a la pierna de Cole, pero de repente dejaron todo eso tirado, Cole dejó de cojear y volvió a hacer las movidas de siempre, y de todas formas tampoco parecía que Gargano fuera a buscar rendirlo, sino que intentaba darle sus movidas de siempre, de hecho esto terminó en que le dio un sillazo para ser descalificado y, supuestamente, buscar rápido una victoria para dejar esto en un empate. SIn embargo, Gargano no fue a buscar la victoria desesperado para cerrar su plan, si es que había alguno, o si cubrió y no le resultó, ya listo, dejó botada esa estrategia (por la que perdió una caída), esperaba una caída frenética como mínimo pero tuvimos una brawl por todos lados a lo Era Attitude, donde el sillazo no jugó ningún rol en absoluto, Gargano podría haber seguido tratando de ganar la primera caída, ganarla, y esta caída habría sido idéntica, no tiene sentido nada. Por ahí hubo un par de spots bonitos sobre sillas (donde Cole casi muere o queda ciego). De hecho, salvo esos spots, no recuerdo nada tan enfermo, la tercera caída con una jaula con armas no tuvo nada extremadamente extremo, el público abucheando que la bolsa no tuviese tachuelas fue notable. Al final hicieron un spot de lo alto a la mesa con el alambre de púas de adorno, y a la rápida puedo pensar en 4 o 5 cosas que ambos hicieron más brígidas en sus luchas anteriores, y ni que decir cosas que se han visto en las Gargano/Ciampa, no sé, no sentí que fuera una lucha épica por lo extrema, o por los conteos de dos, o por algún spot único nunca antes visto, ni siquiera estoy pensando en la falta de una historia coherente y que la primera caída no influyó en nada de nada, sino que pienso en las cosas que se supone que la gente disfruta de estas luchas y tampoco las vi presentes aquí. Por ejemplo, las Gargano/Ciampa ninguna me gustó tanto, pero entiendo que la gente ama ver a Ciampa siendo ultra heel modo mega odiable entrando sin música y molestando a Gargano con el anillo y todo eso, y los spots en el piso fueron enfermos y recordables, pero aquí no sé cuál fue el gancho, me aburrió como acuario de almejas esta cuestión.

Bueno, en fin, debe ser el TakeOver más “meh” que he visto lo que habla super bien de los TakeOvers en general, ya que tuvo dos luchas entretenidas, una muy buena, y una fomísima que duró 1/3 del show, pero en fin. Antes veía los TakeOvers para ver a los luchadores indies forzados a luchar bien en un entorno con más sicología, ahora parece una indy más. Extraño a los Roode, Itami, Nakamuras del mundo, sólo Shayna y sus rivales parecen estar haciendo algo distinto, a ver si con el tiempo vuelve a sentirse como la mejor marca del mundo que era.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *