16/11/1990 CMLL Pirata Morgan vs El Faraón, Cabellera contra cabellera

Link: Aquí

Esta es de esas luchas para decir “conchetumare” varias veces y que puede disfrutar por igual un fan de CZW y un fan de World of Sport. El Pirata Morgan tiene el gimmick de “best in the world” (sí, 25 años antes que Bryan Danielson o CM Punk), pero esta lucha es toda sobre el Faraón. Pirata ataca al Faraón comenzando la lucha para llevarlo al ringside y hacerlo sangrar. De ahí todo el dominio es del Pirata, pese a que el Faraón intenta unos comebacks, incluso con ataques aéreos, pero la pérdida de sangre lo tiene maltrecho y pierde la primera caída. Desde la segunda caída la lucha es genial porque el Faraón saca unos reversal de llaveo a todo lo que hace Morgan, que son dignos de Johnny Saint, la visual de el Faraón estirando las piernas de Morgan con el rostro como si le hubiesen pegado un balazo es dramática y genial. La tercera caída ya sube a niveles estratosféricos de maestría porque el Faraón decide vengarse del Pirata y lo golpea hasta dejarlo sangrando. Es que conchesumadre el Pirata Morgan tiene más sangre que la que yo pensaba podía salir de la frente de un ser humano, está como en 50 de 10 en la escala Muta, y tenemos a dos tipos sangrando como regadera haciéndose llaves dignas de la lucha más técnica de Japón en los 70, la postal de Austin sangrante contra Bret es la constante de esta lucha, hasta que finalmente el árbitro, o más bien los médicos deciden detenerla porque el Pirata ha sangrado mucho. Es un final de mierda, lo sé, y no puedo decidir si me agradó, pero joder, se jugaron la vida para vender ese final, es decir, el Pirata perdió sangre como demente para que este final fuera creíble. Una obra de arte, no sé si es la mejor lucha de apuestas ni nada, pero me alegra haber visto esta masacre.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *