WWE Summerslam 2019

WWE presenta un Summerslam con Lesnar y Goldberg como cartas vendedoras, lo que nos indica que nada ha cambiado mucho en estos 5 años. La “reality era” será recordada como una época con un excelente roster pero donde WWE no pudo encontrar o confiar en nadie para vender sus shows y tuvo que recurrir a gente de hace 15 años (o 20 en el caso de Goldberg). La undercard está espectacular así que le tengo fe a todo esto.

Oney Lorcan vs Drew Gulak: Excelente lucha que debería ser la mejor del show. Voy a robarle un comentario a Segunda Caída, me encanta como antes éramos felices con los cruceros porque nos permitían ver algo de lucha aérea en los shows de WWE y ahora los cruceros son los que nos permiten ver golpes brutales y rendiciones innovadoras en la ‘E. Esta lucha fue básicamente eso, y esa simpleza la hace espectacular, Lorcan simplemente fue a pegarle como condenado a Gulak, que siempre mantiene ese factor sorpresa de que entre todos esos golpes puede saltar a agarrarte el brazo en uno sólo y estás acabado. Así mismo fue la lucha, con un ritmo vertiginoso y un factor de tensión constante de que cualquiera de los dos se llevaba la victoria en cualquier momento. Me encantó como cada vez que Gulak le respondía los golpes a Lorcan este golpeaba más fuerte, y así sucesivamente hasta llegar a niveles de fuerza absurdos, Gulak vendiendo los golpes (o sufriéndolos legítimamente), estuvo genial, con segmentos notables como cuando intentó sujetarse de la lona para escapar de una serie de cachetazos que romperían una muela a un hipopótamo. Amo también como los dos se concentran en buscar la victoria, como en cada cobertura toman los brazos, como Gulak aleja las extremidades del rival de las cuerdas en cada llave, es realmente notoria la diferencia de ver a dos tipos que se siente que están luchando en un mundo tan lleno de espectáculo como WWE. También el final se siente refrescante donde la rudeza del rudo es un golpe seco a la garganta, no un foul o una intervención, Gulak dentro de toda su rudeza es consecuente con ser un peleador hasta el final. De lo mejor del año en WWE, fácilmente.

Buddy Murphy vs Apollo Crews: Muy buena lucha mientras duró, me encantó la fuerza de Murphy en contraste a la velocidad de Apollo, además que la lucha comenzó con un rodillazo seco de Murphy a Apollo, lo que hizo que de ahí en adelante todo se sintiera con urgencia por miedo al KO hasta que intervino Rowan atacando a Murphy para la DQ. Hicieron lo mejor que podían en 4 minutos, sé que WWE no me va a dar nunca una lucha importante entre estos dos, pero por dentro sabré que tienen una lucha 4 estrellas ahí guardada.

Alexa Bliss, Nikki Cross vs Peyton Royce, Billie Kay: Lucha tag normal, sin nada especial, pero estuvo correcta, las Iiconics buscando el 2 vs 1 sobre Nikki hasta que la acción se desordena y entra Alexa a repartir golpes de KO. Tal como supuse, WWE olvidó completamente este cinturón, lo que no va a cambiar mientras hayan PPVs de ambas marcas ya que es imposible darle espacio a como 50 títulos.

Vamos con el show principal.

Becky Lynch vs Natalya: Buena lucha, que con un par de detalles podría haber sido excelente, pero en fin, estuvo bien. El trabajo de Natalya aquí fue casi perfecto, buscando constantemente las piernas y la Sharpshooter, Becky intentó castigar el brazo al comienzo pero se vio superada por su rival e intentó reversar sus llaves en vez de buscar las propias, llevando la lucha de a poco a un duelo de Sharpshooters que siempre hace feliz al público. Me gusta que esto sea sin ropebreaks, no sabía que lo era de hecho, pero me gustó el uso que le dieron a esa estipulación ejecutando llaves en las cuerdas. Recuerdo que Thatcher y Riddle tuvieron una lucha así y se doblaron como origami al borde del ring. No sé si hubo secuencias tan enfermas acá, pero el francotirador en el poste, y Becky aprovechando de llevar la lucha al ringside fueron buenos toques. Me mató un poco las pasiones que luego de pasar de llave en llave sin soltarse (algo que Becky hace genial, es como Shayna pero versión lucha clásica en vez de MMA), Becky simplemente tomara el brazo de Natalya y la rindiera ignorando los 5 minutos de Sharpshooter que había recibido. Para dos luchadoras tan técnicas, espera algo mejor para llevarnos a ese final. Buen detalle que a nadie le importó que Natalya fuese canadiense, pero a mitad de la lucha casi que logró dar vuelta al público a su favor.

Goldberg vs Ziggler: Buena lucha. Me da igual que Goldberg sea un viejo que le quita espacio a los más jóvenes o los hace ver mal, y que de hecho en este show le quitó espacio a una soñada Roman vs Bryan. Da igual, en Segunda Cuerda se analizan las luchas por si solas y punto. Además todas esas críticas no influyeron en nada, la gente recibió a Goldberg como un héroe nacional. En fin, la lucha estuvo buena, me gustó la dirección en que fueron, con Ziggler dando una Superkick de inmediato, y luego otra, pero siéndole imposible derribar al gigante que le da una lanza que lo parte en dos. El timing de Goldberg para las lanzas es increíble, si vas a hacer una maniobra toda tu vida tiene que ser perfecta, y al menos en el caso de Goldberg lo es, Ziggler parece que explotó en contacto con él, aparte de que la vendió excelente, y en esa lanza además murieron todos los sueños y aspiraciones que le puso a las dos Superkicks. Goldberg sepulta a Ziggler con su Jackhammer para terminar esto. Nunca me ha gustado Goldberg, pero WWE necesita más brutos invencibles, recuerdo cuando era un “big deal” derrotar a Cena, y ahora esa aura sólo parece tenerla Lesnar, ni siquiera Roman. Ver a todo el público ilusionado ante esa ínfima opción que Ziggler ganara, y darle esas Superkicks para generar esa emoción y luego arruinarnos la Navidad es algo que se extraña en la forma en que WWE ha bookeado a las figuras jóvenes.

Ricochet vs AJ Styles: Otra buena lucha, este show va genial. Me encanta que esta lucha tuviese sicología, esta fue una versión super mejorada de todas esas luchas en que a Rollins le castigan la pierna y sigue haciendo ataques aéreos pese al dolor (que en su caso desaparece y aparece de repente). Ricochet hizo un brillante trabajo manejando el dolor a su pierna, haciendo movidas usando sólo una extremidad de forma increíble, y teniendo los momentos de ira sacrificando el dolor en dosis justas y creíbles. Styles fue un excelente partner de baile aquí, mostrándose consistente en su castigo a la zona y a la vez frustrado de no poder realmente cortarle las alas al rival, e incluso viendo a sus amigos inutilizados por la agilidad de otro planeta de Ricochet. Sin embargo, todo trabajo tiene su recompensa (bueno no siempre, pero esta vez sí), y todo ese castigo permitió a un Styles perdido aprovechar un sólo espacio para conectar el Styles Clash definitivo para su victoria. Muy buena lucha realmente, me encanta esta versión de Ricochet, quizá sea el luchador que mejor le ha hecho pasar al roster principal.

Ember Moon vs Bayley: Esa es una lucha a la que hace un par de años le habría tenido una fe increíble, pero dado el mal uso que le ha dado WWE a la división femenina en general hoy por hoy me costaba confiar en esto. Afortunadamente, la lucha estuvo genial. Luego de algunos segmentos donde Ember aventajó por agilidad, la lucha se torna una batalla de golpes brígidos de ida y vuelta rápidamente, con Ember llevando la peor parte en los intercambios y Bayley usando bien las cuerdas a su favor. Ember usa su fuerza física para intentar recuperarse, me encanta su secuencia de movidas al final, entre el bombazo, el codebreaker y una especie de GTS modificada, me encantan también los rodillazos de Bayley para contraatacar, amé un bombazo para contrarrestar una huracanrana de Bayley que se vio brutalísimo, casi como un botch incluso, le dio sentido de riesgo y urgencia a la secuencia. El Bayley to Bayley desde el poste se vio excelente como una movida del tipo ejecutar y ganar, Ember cayó en seco lo que hizo que se viera durísima. Muy buena lucha.

Kevin Owens vs Shane McMahon: Otra lucha fome de Shane pero al menos jugó el rol que se supone debe jugar, del tipo que no es luchador, y sólo huye y recurre a sus amigos y trampas para ganar. Owens finalmente tiene redención y golpea a Shane como quería todo el universo y logra derrotarlo.

Charlotte vs Trish Stratus: Excelente lucha donde sin tanto concierto armaron muy bien la historia de Trish negándose a que Charlotte llegara tan suelta de cuerpo a decir que era la mejor luchadora que ha pasado por la ‘E. Ni he visto la historia de ambas, pero en su puro careo inicial ya se nota que esto no es un paso de antorcha, sino que un “no te pienso pasar ninguna antorcha”. Trish está luchando como en sus mejores tiempos, esta lucha pudo ser hace 15 años y Trish habría estado al mismo nivel. Contaron una historia, Trish sorprendió a Charlotte con su agilidad, ésta vendió bien el factor sorpresa y debió ir por el camino largo de castigar las piernas y buscar la rendición. Me encantó ver a la Charlotte clásica castigando zonas del cuerpo, su castigo a la espalda de Trish luego de estrellarla contra la barrera estuvo brutal. Esa forma de ir castigando ordenadamente cada parte del cuerpo me recuerda, irónicamente, a Bret Hart más que a Flair. De hecho, mientras pienso en aquello, Trish entra en modo Flair y se recupera pegando machetazos, el pecho de Charlotte se empieza a teñir de rojo, Trish tiene una fiereza que le he visto pocas veces en sus golpes, y hasta saca una figura 4 de la nada que le salió espectacular (el público juraba que iba por el francotirador). Excelente secuencia final con ambas peleando por cerrar su llave, pero finalmente Charlotte tuvo más fuerza y aguante para mantener y cerrar su figura 8 y derrotar a Trish, que trató de aguantar la llave lo más que pudo. Pequeños detalles que hacen sentir más importante al final, que hacen sentir que Trish venía decidida a ganar y no a cumplir con el combate para el aplauso. Demás decir que Trish siguió vendiendo mientras se despidió del público, una crack realmente. Excelente lucha.

Randy Orton vs Kofi Kingston: Lucha que iba entretenida pero con un final mata pasiones. Me gustó el trabajo de Orton sobre Kofi, cortándole las alas y evitando que reaccione, trabajándole la espalda vía arrojarlo a la mesa de transmisión varias veces. Kofi usando su lucha aérea como movidas de desesperación es lo mejor que sabe hacer, y aquí no fue la excepción, con un salto del ángel que siempre saca los gritos horrorizados y asombrados del público. El final es muy estúpido. Orton se queda pegado mirando a la familia de Kofi, no sé si se burló de ellos o simplemente miró, pero Kofi se enojó y lo atacó y no se fijó que contaron afuera a ambos en el proceso. Ya arruinaron completamente Joe vs Styles con esta historia, ahora arruinarán Kofi vs Orton.

The Fiend vs Finn Balor: Wyatt tiene música nueva y una lámpara muy graciosa que me recordó a Jared Leto con una cabeza de si mismo. La lucha en si misma no tuvo nada especial, fue sólo mostrar las movidas de este nuevo Wyatt, que incluyen una rotura de cuello y la Mandible Claw como finisher, siendo Balor el sacrificado casi sin nada de ofensiva en el proceso. Esto no fue mucho, lo relevante viene ahora a ver si le dan una lucha más importante/extensa a Wyatt a ver si al fin rinde en el ring con algún personaje, al menos se ve que físicamente está mejor que nunca.

Brock Lesnar vs Seth Rollins: Esto fue como una versión más malita de su lucha en Wrestlemania, pero aún así muy entretenida. Rollins viene lesionado de la zona media, y Lesnar lo ataca en esa zona hasta que Rollins logra estrellarlo con el poste, y aplica movidas de desesperación a un nivel vertiginoso y suicida, con lances a cada segundo que tiene ventaja, y pisotones a por doquier en cuanto tiene la opción. Lesnar no tuvo problemas en rebotar su cabeza con el piso. Si Rollins hubiese vendido algo más su lesión o el castigo descomunal que le hizo Lesnar a su zona media, esto habría sido épico, pero en fin, nos queda esta buena lucha.

Y así termina este Summerslam, con el público feliz con los resultados por primera vez en muchísimo tiempo. En lo personal, no quedaba tan conforme con un evento del roster principal desde el Royal Rumble, creo. Me puedo quejar de cosas chicas, como Shane McMahon o gastar PPV en una lucha como la de Wyatt, pero fueron sucesos breves que no afectaron mayormente el show completo. Estuvo todo entretenido, y me quedo con eso, para que amargarse si WWE nos dio un buen show al fin.

¡Sígueme en Facebook o Instagram para que sepas cuando publico algo nuevo.

Yo no subo ni subiré ninguna lucha a Internet, los enlaces que comparto están disponibles públicamente en Internet para cualquier persona

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *